Mini rutinas diarias para cuidarte, nutrirte y enfocarte

Hoy os quiero compartir ideas para añadir a vuestros días que mejoren vuestro estado de ánimo, nutran vuestra ilusión y vuestro enfoque.

Las tienes aquí en vídeo o por escrito un poco más abajo.

Las pequeñas cosas que haces en tu día a día marcan la diferencia, no las menosprecies, al contrario. Cuídate con los pequeños detalles y verás cómo te transforman el día y la vida.

Los 10 minutos antes de irte a dormir y los 10 minutos justo al despertarte son sagrados

Si te vas a dormir con malestar estás llamando al mal dormir. Si te levantas y te pones de mal humor, estás poniéndotelo difícil para tener un buen día. Que estos 10 minutos sean de buen rollo, crea bienestar dentro de ti y disfrútalos.

¿Como?

Escoge lo que te vaya a bien a ti. Puede ser música, algo de movimiento, meditación, reflexión…

Un buen ejercicio antes de dormir es agradecer.  Piensa (o escribe, sobre todo los primeros días para no olvidarte) 2 cosas por las que sientes agradecimiento de tu día y 2 cosas que te agradeces a ti por como has vivido o gestionado una situación de tu día. Haciendo este pequeño ejercicio estás entrenando a tu mente para reconocer tus logros y ver lo positivo de la vida y las oportunidades que se te presentan. 

Un buen ejercicio al levantarte es sonreír y decirte una afirmación que te nutra, que te empodere, que te haga sentir como deseas sentirte.

Escúchate a lo largo del día

Para un instante, haz un par de respiraciones profundas con los ojos cerrados y observa como te sientes. Que emociones hay, que sensaciones. Dales espacio.

Y pregúntate a que te invita tu sensación. Qué es lo que te pide el cuerpo, qué necesita. Y hazte caso. Que tu cuerpo te pide saltar, salta. Que te pide cantar, canta. Que te pide darte ánimos o un abrazo, dátelo.

Dedícate un tiempo cada día

Un tiempo para ti, para cuidarte. No te pongas al final de tu lista de prioridades, ponte en primer lugar. Tu eres tu herramienta, te necesitas a ti para poder hacer todo. Así que cuida tu herramienta y dedícate cada día tiempo para ti.

Disfruta

Si si. Disfruta. Una buena vida es una vida disfrutada. No esperes a tener la vida que crees que te ayudaría a disfrutar más. Disfruta ya de la vida que tienes entre tus manos. Disfruta con lo que tienes ahora, con los pequeños detalles y los grandes regalos de la vida.  

Medita 5 minutos un par de veces al día

Especialmente antes de ponerte a hacer algo para lo que necesitas estar enfocado. Entre los beneficios de meditar (te relaja, te da serenidad, conectas contigo, te aporta sabiduría) también estás enseñándole a tu mente a enfocar su atención y todo su potencial en aquello que tu deseas. Tu mente puede ser (y quizás está siendo) tu peor enemiga. Pero si la enseñas a seguirte será una maravillosa aliada. Así que prueba a pararla durante 5 minutos y te estarás ayudando a enfocarte en lo que quieres y a sentirte mucho mejor.

Estas son mis 5 propuestas de hoy. Coge las que te resuenan o pruébalas todas y experimenta con ellas para descubrir que te aportan.

Si te han gustado estas ideas suscríbete para recibir reflexiones, ejercicios y propuestas que te acompañan y ayudan en tu camino de desarrollo personal.

Para crear tu vida en conexión con tus deseos, queriéndote y fortaleciendo tu autoestima y poder interior.

¡Que tengas un feliz día!

Comments 1

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *