¿Por qué debería escuchar mis emociones?

Lo ideal es que las emociones vengan a decirnos lo que necesitan y luego las dejemos marchar. Si las evitamos sin escucharlas, cada vez aprietan más y si nos aferramos a ellas no se van nunca. Así que quizás nuestra mejor opción sea tratarlas con el respeto que merecen.

Si tuvieras vigías vigilando tu reino ¿Les abrirías la puerta cuando vinieran a traerte noticias? ¿Los escucharías? ¿O les echarías para que no te molestaran?

Las emociones son tus vigías. Están para ayudarte, no para molestarte.

Dale al play y te explico con más detalle porqué deberías escucharlas.

Espero que hayan sido unos minutos nutritivos para ti y que hayas sacado ideas para ir reflexionando.

Si te ha gustado este artículo suscríbete a los e-mails para recibir reflexiones, ejercicios y propuestas que te acompañan y ayudan en tu camino hacia tu poder interior.

Quieres recibir más recursos en tu E-mail?

Suscribete aquí

¡Que tengas un día lleno de sabiduría!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.